golden retriever piscina

Protege del calor a tu Golden Retriever

A diferencia de los humanos la piel de los perros no transpira. Esto quiere decir que no sudan, por lo tanto su cuerpo no es capaz de autorregularse en temperatura como lo hace el nuestro. Así que para ellos es más difícil soportar el calor que para nosotros, por eso debemos protegerlos de las altas temperaturas que alcanza el termómetro en los meses de calor.

Para ello lo ideal es que puedan hidratarse bien, teniendo a su disposición siempre agua fresca. Cuando salgas de paseo durante el verano procura llevarlo siempre a lugares donde vaya a poder beber agua, o bien puedes llevar una botella o un recipiente para darle de beber a menudo.

Otro factor clave es evitar que se expongan demasiado al sol y a lugares extremadamente cálidos. Nunca debemos dejar a nuestro perro solo en el coche si por ejemplo vamos de viaje y paramos a comer. La temperatura que alcanza un coche parado puede superar los 50 grados centígrados y pasar unos minutos allí puede traer consecuencias gravísimas.

Tampoco es conveniente que estén en un patio o terraza en las horas centrales del día si no disponen de una buena sombra donde resguardarse del calor. Es mejor que puedan entrar en casa o acondicionarles un espacio más fresco.

Además de la hidratación puedes también refrescarlo con una ducha o dejando que se meta en el agua de una fuente o piscina siempre que esté permitido. Los Golden Retriever son excelentes nadadores y les encanta el agua. Si su pelaje está mojado por que lo has duchado o se ha dado un baño en la fuente debes asegurarte de que se seca después. No debe estar demasiado tiempo húmedo porque no es beneficioso para su pelo.

Si su hocico está demasiado cálido y seco es señal de alerta de que algo no va bien. Dale agua y refréscalo enseguida, después acude a un veterinario para evaluar su estado de salud si no mejora. Aunque los perros no puedan hablar y quejarse del calor son tan vulnerables o más que nosotros a las altas temperaturas. Tenlo siempre presente antes de exponerlo al calor de las horas centrales del día o a entrenamientos severos en meses cálidos.