Pienso Golden Retriever

¿Pienso o comida de lata?

Muchos amos de Golden Retriever nos hacemos la misma pregunta, ¿es mejor el pienso seco o las latas? Como cualquier otra raza los Golden necesitan una alimentación equilibrada para llevar una vida sana, evitar enfermedades y estar ágiles. Generalmente se dice que el pienso seco es la opción más saludable y que las latas engordan más, pero al ver lo contentos que se comen las sabrosas latas todos nos preguntamos si no estamos siendo demasiado estrictos con la dieta y deberíamos darles latas más a menudo.

Ventajas y desventajas del pienso seco

En realidad casi todo son ventajas, a saber: Evitan que los dientes de tu perro se ensucien, puedes dárselo todos los días sin que se aburra, es más, una vez acostumbrado un cambio podría causarle cambios en el transito intestinal. El Golden Retriever necesita una cantidad de comida considerable, estamos hablando de un perro de 30kg de media, y el pienso es sin duda la opción más económica.

Pero si tu perro está pasando por un mal momento intestinal, entendamos que no hace sus necesidades a diario, el pienso sólo conseguirá seguir resecando su sistema digestivo. Ten en cuenta que es comida deshidratada, por lo que siempre debe tener mucha agua disponible para beber. Aún así algunos Golden necesitan un suplemento de hidratación para estar al día en sus obligaciones intestinales.

Comida lata golden Retriever

Ventajas y desventajas de las latas

Son el enemigo de los veterinarios y el tabú de los criadores. Lo cierto es que darle latas a tu perro con relativa frecuencia no lo beneficiará en nada, salvo que te lo haya recomendado el veterinario por algún motivo. Ensucian los diente mucho más, por lo que deberás estar atento a su higiene bucal si se las das con frecuencia, y eso no  es muy agradable. Además suelen tener un mayor contenido en grasas, por lo que si tu Golden ya está un poco lozano debes descartarlas.

No obstante para Golden Retrievers mayores, que empiezan a faltarles piezas dentales pueden ser el aliado perfecto. También si tu perro está demasiado delgado le ayudarán a ganar unos kilos sin esfuerzo. Además son el aliado perfecto contra el estreñimiento, si es tu caso, resuelvelo así.

 

Como ves ni el pienso es la panacea ni las latas el anticristo, si es cierto que cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que lo ideal es conocer ambos, observar a tu perro, y ver qué combinación es la más adecuada para tu mejor amigo. Aunque siempre que tengas dudas deberás consultar a tu veterinario.