lluvia paseos golden retriever

Pasear a mi Golden Retriever con lluvia

La lluvia es la gran enemiga de los paseos de nuestros canes. A muchos Golden Retriever les resulta muy desagradable que les gotee encima, no les gusta mojarse las patas en el suelo, o incluso les dan miedo los truenos. Pero por desgracia nuestro perro debe seguir saliendo para mantener sus rutinas y liberar energía, además de hacer sus necesidades si es que en casa no es posible que lo haga.

En primer lugar en importante acostumbrarlos desde cachorros, si es posible, a que la lluvia es algo natural y hay que aprender a convivir con ella. Existen zonas donde pocas veces llueve y cuando lo hace parece que se vaya a parar el mundo, sin embargo en otras regiones de España llueve con mucha frecuencia y la gente hace vida normal a diario. Nuestros perros deben aprender a hacer lo mismo.

Para evitar que una vez de vuelta a casa lo ponga todo perdido con sus patas mojadas y llenas de barro y sus sacudidas podemos tomar varias alternativas. Tanto medidas preventivas, que hagan que el perro se moje lo mínimo posible durante el paseo, y medidas paliativas, una vez que volvemos a casa con el perro empapado podamos evitar que transmita su suciedad a toda la casa.

Para prevenir que se moje:

  1. Chubasqueros para perros: Existen en muchas tallas y modelos. Puede que el perro tarde un poco en acostumbrarse pero una vez lo hace evitamos que le caiga el agua y eso les tranquiliza mucho. Además su lomo no se moja, con lo que evitamos las sacudidas de pelo que tanto ensucian
  2. Correas con paraguas: En tiendas especializadas encontrarás correas especiales que tienen un paraguas acoplado, así el perro no se mojará, al tiempo que no llevará nada molesto sobre su cuerpo. No obstante los Golden son un poco grandes para este tipo de paraguas, siempre es mejor el chubasquero.

Una vez llegues a casa:

  1. Ten a mano una toalla grande, para echársela por encima antes de que empiece a sacudirse el pelo. Evitarás las salpicaduras por la pared que pueden contener incluso barro.
  2. Puedes cubrir el pasillo con alfombras o simplemente con papel de periódico para que no ensucie mucho hasta que se sequen sus patas.