golden retriever con niños

El mejor perro para los niños

Cuando pensamos en traer un Golden Retriever a casa nos asaltan muchas dudas. Si a las preguntas habituales le sumamos que en casa ya conviven niños de cualquier edad la cosa se complica aún más. Procuramos complacer los deseos de una compañía canina sin afectar a las necesidades, higiene y seguridad de los niños.

El Golden Retriever es una de las razas ideales para convivir con los más pequeños. Su carácter paciente, tranquilo y juguetón casa perfectamente con la convivencia con un niño. Hay que tener en cuenta que los niños querrán jugar con el perro, hacerle caricias, compartir sus juguetes e incluso hacerle alguna travesura.

Lo mejor es que el perro que les acompañe tenga la capacidad de soportar todas estas pillerías sin enfadarse, siempre que el perro esté bien educado y el niño supervisado, para que no convierta la vida del Golden en un infierno. Además las características físicas del Golden Retriever son perfectas para estos casos, a pesar de que por su tamaño se pueda pensar que no es el más apropiado.

A continuación detallamos algunas claves y el porqué el Golden Retriever es el mejor perro para vivir con niños:

  1. Su pelaje:

    No requiere demasiado mantenimiento, salvo un buen cepillado, para estar limpio y aseado. Incluso el niño puede participar en la tarea de cepillarlo. Olvídate de gastos en peluquería canina para que esté siempre perfecto y no temer que se acerque a tus hijos.

  2. No son babosos:

    Algunas razas salivan demasiado, y este exceso de saliva acaba ensuciando la casa, la ropa y todo lo que se acercan al hocico. El Golden Retriever no desprende estas cantidades de saliva así que no tendrás que temer que la transfieran a la boca de tus hijos. A no ser que le metan la mano en la boca o dejen que les de lametadas es difícil que su saliva llegue a tocarlos.

  3. Su tamaño:

    Puede parecer lo contrario, que ser tan grande es un hándicap para estar con niños, pero es falso. De hecho es una ventaja. El niño tiene más respeto normalmente si el perro le supera en tamaño, así que la relación entre ambos será mucho mejor si el pequeño respeta el espacio del can. Otras razas pequeñas hacen creer a los niños y los amos que son inofensivas, pero cuando el niño le ha hecho varias “perrerías” como cogerlo en brazos constantemente, tirarle del rabo, o empujarle el animal puede tener una mala reacción.

  4. Su carácter.

    Por supuesto si el perro está bien equilibrado. Si nuestro Golden conoce sus límites y sabe identificar cual es el jefe en la manada y quien es el cachorro no hay ningún peligro. El perro se comportará con paciencia y empatía con el niño. Además les encanta jugar y aprender cosas, igual que los niños, así que se llevarán estupendamente.

  5. El ladrido.

    Es una de las razas menos ladradoras, siempre en términos generales, seguro que algún Golden es un auténtico tenor, pero en general son más bien silenciosos. Esto es una cualidad apreciada por cualquier padre de un bebé que duerme durante el día.