Lactancia golden retriever

La lactancia del Golden Retriever

Los cachorros Golden Retriever se alimentan de leche materna hasta las 6-8 semanas de vida. En las últimas semanas se realiza el periodo de destete, durante el cual el cachorro debe aprender a alimentarse con pienso como complemento a la leche. Puesto que las camadas de esta raza son muy numerosas (a veces hasta 12 cachorros) es muy importante llevar un seguimiento del proceso para que ninguno se quede atrás, o incluso que algunos engorden demasiado.

Los animales basan normalmente su supervivencia en base a la selección natural. Si uno de los cachorros no compite con sus hermanos por la lactancia es probable que la mamá Golden Retriever no se lo ponga más fácil, así que es tarea del criador o la persona responsable que estos pequeños salgan adelante, bien con lactancia mixta o artificial.

También hay que tener especial cuidado con aquellos pequeños que comen demasiado. Lo habitual es que ganen un 5-10% de su peso al día en las primeras semanas. Si un cachorro está engordando más hay que controlar lo que come para evitar que sea obeso de manera prematura. La obesidad en un Golden Retriever, especialmente un cachorro puede causar una muerte súbita.

También la madre lactante requiere atenciones. Su consumo de alimento va a ser mayor en esta semana ya que dar de mamar a sus cachorros la dejará totalmente exhausta. Es muy improbable que gane peso durante estas semanas así que puedes dejar que como a placer todo lo que le apetezca. Procura controlar también su peso y su estado de salud ya que es una etapa muy delicada.

En cualquier caso la cría de Golden Retriever o cualquier otra raza es una tarea complicada que requiere experiencia, y no debe hacerse indiscriminadamente. Lo ideal es que un criador experimentado sea quien realice las tareas de cría desde la monta hasta el destete, o al menos que el proceso esté supervisado por un especialista y un veterinario.

Los cachorros no deben entregarse nunca antes de que haya finalizado el destete por completo, así que nunca aceptes comprar o adoptar un cachorro Golden Retriever con menos de 2 meses de vida. Es la madre quien debe alimentarlos en ese periodo y en caso de que sea imposible una persona con experiencia es la que debe alimentarlos de manera artificial.