Golden retriever saludos

Mi Golden Retriever salta sobre la gente

Nos puede resultar muy gracioso, e incluso tierno, cuando nuestro cachorro salta sobre nuestras piernas para saludarnos. Es un gesto muy afectuoso por su parte y los amos suelen agradecerlo. Pero no olvidemos que un Golden Retriever es un perro grande y permitir esta conducta de pequeños puede causar que cuando sean adultos no seamos capaces de hacernos con ellos. Hablamos de unos 30 kg abalanzándose sobre nosotros cuando llegamos a casa, y lo peor, sobre cualquiera que vaya a saludarlos. Al amo le puede parecer muy bien, pero a otras personas puede no gustarles, o incluso hacerles daño si no se lo esperan.

Piensa en un niño o una persona mayor. Si de pronto un perro de ese tamaño se tira sobre ellos sin previo aviso puede causarles lesiones y arañazos y el animal solo lo hace como gesto de cariño. Pero ellos no son conscientes de su fuerza respecto a los demás y actúan por impulso, por eso es el amo el que debe de educarlo para que no tome este tipo de conducta.

Si tu Golden ya ha cogido esta costumbre debes corregirlo cuanto antes. En primer lugar no debes reforzarlo, es decir, cuando lo haga nada de caricias ni palabras de aliento. Cógele las patas y llévalas al suelo. No le hagas ninguna caricia ni le des ningún refuerzo positivo hasta que no esté sentado o en pie. Puede aprender a saludar echando una pata hacia delante o esperando a cuatro patas moviendo la cola. Cuando lo haga de la manera correcta prémialo. Poco a poco irá aprendiendo que es el modo en el que quieres que lo haga.

Ten paciencia porque para ellos su modo de saludar es ese, acercando su cara a la nuestra, y le costará entender porqué no puede hacerlo, pero es lo mejor para él y para vuestra convivencia. También debes pedir ayuda a las personas que vayan a tu casa y lo vean, cuando el perro se eche sobre ellos no deben de hacerle ninguna caricia ni sonreirle, sino tu entrenamiento no habrá servido de mucho.

Los Golden Retriever son perros muy listos y aunque ahora te parezca difícil verás como poco a poco aprende a no subirse sobre la gente y antes de lo que te imaginas tu perro saluda adecuadamente.