Golden Retriever dentición

La dentición de tu Golden

Si tienes un cachorro de Golden Retriever debes saber que llegará un momento que, como los humanos, cambiará sus dientes de leche por los dientes definitivos de adulto, y hay varias cosas que tendrás que tener en cuenta cuando esto ocurra. Es solo un periodo de adaptación pero es crucial que estés atento para que lo que muerda para aliviarse sean sus juguetes, y no tus muebles.

Los cachorros de Golden retriever son destetados a partir del primer mes, con 30 días de vida, justo cuando empiezan a aparecer sus primeros incisivos de leche. Llegará a tener un total de 32 dientes de leche, que continuarán apareciendo hasta el cuarto mes de vida. Este proceso puede ser doloroso y es normal que tu cachorro se encuentre inquieto y quiera morderlo todo. Es la forma instintiva de aliviarse, los bebés hacen lo mismo. Puedes llegar a encontrar alguna pieza dental por la casa cuando empiecen a caerse, pero si no encuentras ninguno no te asustes, es normal que se los traguen.

Golden retriever cachorro mordiendo

Una vez llegado al cuarto mes tu cachorro comenzará a mudar los dientes de leche por los dientes definitivos de adulto. Los Golden Retriever cuentan con 42 piezas de adulto así que además de mudar los 32 de leche aparecerán 10 nuevos. Puede ser un periodo también complicado que se extenderá hasta los cinco o seis meses, así que ten un poquito de paciencia con él. En la primera visita al veterinario deberían haber visto el estado de su dentadura, una vez tenga todos los dientes de adulto debería volver de nuevo para que el veterinario confirme que todo está correcto. Piensa que algún diente de leche podría no caerse y crecer el de adulto al lado. Esto podría afectar a la salud del diente definitivo gravemente

El proceso de dentición de un Golden Retriever como de cualquier otro perro puede ser frustrante para el amo, ya que el cachorro intentará morder todo lo que esté a su alcance para aliviarse. Por este motivo es importante dejarle numerosos juguetes adecuados a su edad para que este entretenido. Corrígele si le da por morder algún mueble y llévalo hasta sus juguetes para que entienda qué puede morder y qué no. El frío puede aliviar los síntomas, prueba a meter algunos de sus juguetes en el congelador para que el frío alivie sus encías al morderlos. Verás que una vez que descubra que los juguetes están fríos el alivio de morder tus zapatillas no le parece gran cosa.