Pasear golden retriever

Cuánto debe durar el paseo de mi perro

El objetivo del paseo no es sólo que el Golden Retriever haga sus necesidades, sino también que explore, experimente, socialice con otros perros e incluso haga un poco de ejercicio. Es una raza bastante activa que necesita liberar energía, así que es importante que sus paseos sean completos y suficientes para cumplir sus necesidades. Si no es así nos podemos encontrar con consecuencias tan desagradables como el perro destructor.

No sólo depende de que haya muchos paseos al día y de que estos sean muy largos, también deben ser paseos de calidad. Es decir, no recorrer siempre el mismo camino para que tenga la oportunidad de ver sitios distintos y no volver a casa inmediatamente después de hacer sus necesidades.

Además debemos ser pacientes cuando el perro olfatee y se pare en la calle. Para tu Golden el paseo no consiste en ir del punto A al punto B y hacer pipí por el camino. Para él es el modo de descubrir, respirar aire puro, conocer otros congéneres, olfatear la calle… Es vital que los paseos le cubran estas necesidades a diario.

¿Lo ideal? Tres paseos al día de una hora cada uno. Evidentemente no todo el mundo dispone de ese tiempo así que debemos encontrar soluciones y alternativas para que el perro tenga lo que necesite y nosotros podamos hacer nuestra vida con normalidad. Si en la familia somos varios podemos turnar los paseos, una persona por la mañana, una por la tarde y otra por la noche dependiendo de los horarios de cada uno. Además así fomentaremos la relación con todos los miembros de la casa. Pero si vivimos solos se complica.

Existen muchas personas en tu ciudad dispuestas a pasear a tu perro por un precio relativamente asequible. Es una opción para que esté acompañado mientras tu trabajas y tenga las salidas que le corresponden. En cualquier caso puedes sustituir los 3 paseos medianos por dos paseos más pequeños y uno al día más extenso. Bien cuando termines tu trabajo o antes de empezarlo puedes coger a tu mascota y dar una buena vuelta por el barrio o por el parque. Así disfrutará y liberara la energia y tomará los otros dos paseos para hacer sus necesidades simplemente.

Los paseos son una de las obligaciones que supone tener un Golden Retriever más exigentes. A veces llueve, hace frío, o mucho calor y no apetece, pero el perro lo necesita. Es muy importante que seas consciente de esto antes de tener un perro, sea de la raza que sea. Si no estás dispuesto a dárselo es mejor que dejes el tema para otro momento de tu vida. Incluso vivir en una casa con jardín no te garantiza que el perro puede pasar allí el tiempo sin salir.