Golden Retriever medicamentos

Cómo medicar a tu Golden Retriever

En ocasiones será necesario que tu perro tome alguna medicación específica. Sin ir más lejos puede que estés planeando un viaje y antes de subirse en el coche tendrá que tomar algo para el mareo. O puede que una leve infección que haya cogido en el parque le obligue a tomar antibióticos. Los Golden Retriever son muy astutos y, aunque obedientes, no entienden porque deben tomarse esa cosa que sabe tan mal y no huele a comida. No sirve de nada decirles que es para que se ponga bien, no nos entienden aunque nos lo parezca. Te enseñamos tres sencillos trucos con los que se tomará las pastillas sin rechistar.

  1. Con un premio

    Puede que este método sea el que más repeticiones requiera, ya que costará que tu perro asocie pastilla a premio. Sin embargo si tienes que darle una medicación de forma prolongada es el más cómodo ya que conseguiremos que acepte a tomársela de buen grado a cambio de su premio.

  2. Escondida entre comida

    Si lo que le gusta a tu perro es un buen trozo de jamón, o carne lo más fácil es esconder la pastilla en su comida favorita y dársela. Tiene que estar entera y rodeada por completo de lo que vayas a usar como cebo. Probablemente la aceptará super contento y se la comerá sin rechistar. Sin embargo algunos Golden Retriever tienen el paladar muy fino y es probable que la detecten antes de tragarla y la escupan. Si es así toca lo más difícil

  3. Forzándole a tragar

    Puede parecer muy brusco pero es la única forma si todo lo demás fracasa. Hay que sostener su boca, te recomendamos que con la ayuda de alguien más, y esperar a que haga el reflejo de tragar inconscientemente. En ese momento pon la pastilla dentro de su garganta, lo más profundo posible para que no le quede otro remedio que tragarla. No es la forma más bonita pero es por su propio bien.

Nunca mezcles la medicación con el agua de su cuenco, puede que la rechace por que la detecte y termine sin tomar la pastilla y además deshidratado. Si tu Golden es especialmente quisquilloso para tomarse las pastillas habla con tu veterinario cuando le recete algo para buscar otra opción, por ejemplo inyecciones.