Golden Retriever Obeso

5 consejos infalibles contra la obesidad

Los Golden Retriever son perros que necesitan actividad a diario. La falta de ejercicio y la sobrealimentación pueden causar que gane más kilos de los necesarios. Es muy complicado hacer bajar de peso a un perro, una vez está gordito se convertirá en apático y hacerle salir de ese círculo vicioso es una tarea ardua. Piensa que los perros no piensan como las personas, él no tiene el aliciente de dar buena imagen al exterior ni sentirse bien por dentro. Así que lo mejor es evitar llegar a este extremo.

Si tu perro es un poco tragón y tienes miedo de que engorde, o ya ha empezado a hacerlo sigue estos 5 consejos y corta el problema de raíz.

  1. La comida a su hora.

    Nada de poner el plato con la ración correspondiente y estar horas esperando a que se la coma. El Golden Retriever tiene que aprender cuáles son las horas de comer y que si no lo hace en ese momento ya no habrá oportunidad. Que no piense que el cuenco siempre estará lleno esperándole. Si has puesto la ración a tu cachorro y no se la ha comido en 20-30 minutos retírala. No vuelvas a ponerla hasta la siguiente hora de comer. Dan bastante lástima al principio, pero así aprenden a tener una rutina de alimentación y puedes cuadrar sus paseos con el horario de la comida. Un cachorro es como un niño, si come cuando le da la gana nunca respetará el horario de nada. En dos o tres veces que lo repitas lo entenderá.Golden Retriever comiendo

  2. Las raciones medidas.

    Si servimos al perro el pienso “a ojo” lo más probable es que el subconsciente nos gane y nos pasemos un poco. Es como cuando vamos a comer a casa de nuestra madre, nunca le parece que tengamos bastante en el plato. Con tu perro harás lo mismo. Si lo quieres de verdad demuéstraselo mirando por su salud. Pesa la ración de comida que le vas a dar y repártela en 2 ó 3 raciones según esté acostumbrado. Es la única forma de asegurarte cuántas calorías ingiere realmente y si coinciden con las recomendaciones de tu veterinario.

  3. Nada de picar entre horas.

    Esto es una máxima de todas las dietas. Ni los Golden Retriever ni ninguna otra raza debería comer comida humana. De qué sirve pesar el pienso y repartirlo en raciones según el horario si luego estamos comiendo unas croquetas y con una mirada lastimosa consigue que le demos un trozo. Deberías haberle acostumbrado a que no pida de la comida de las personas, pero si ya tiene ese vicio… simplemente toca aguantar frío como el hielo para no darle ni las migas. Da mucha, muchísima lástima, pero las enfermedades derivadas de la obesidad dan mucha más.Golden retriever ejercicio

  4. Un poquito de ejercicio.

    Has elegido un Golden Retriever, es un animal precioso y perfecto para la familia, pero no es de porcelana. Tienes un portento físico en tu hogar y necesita liberar esa energía. Además de dos paseos diarios convendría un ejercicio de media hora todos los días. Recoger el palo, ya hablamos que les encanta, una carrera por la ciudad o la zona en la que vivas… Aprovecha y ponte en forma tu también. Tu Golden puede acompañarte a patinar, a correr, a la montaña. Y además le encantará. Empieza con el ejercicio antes de que sea tarde y le cueste moverse.

  5. Hay que ganarse el pienso.

    Como decíamos en el primer punto, tener el comedero lleno constantemente es un grave error. No obstante si tu perro no demuestra pasión por el ejercicio y no quiere colaborar tal vez tengas que tenerlo simplemente vacío y utilizar otra técnica. Los juguetes para perros dispensadores de pienso son perfectos. Ahora los hacen muy resistentes y con gran capacidad. Reparte su ración diaria en varios de estos juguetes y escóndelos por la casa. Además de estar entretenido quemará unas cuantas calorías por el estrés de buscarlo. Puede que al principio se le haga duro si está gordito, pero verás que en cuanto recupere la forma le encantará averiguar dónde los has puesto.